Habilidades Sociales

Todos nosotros necesitamos vivir en sociedad. Desde pequeños, aprender a relacionarse es vital para nuestro desarrollo integral ya que favorece la formación de habilidades sociales, seguridad personal e incluso inteligencia, dado que al relacionarnos interiorizamos nuevos aprendizajes no sólo por el intercambio de información; sino también por estimular nuestra capacidad para resolver conflictos, elaborar soluciones, hacer acuerdos, entre otros.
A pesar de esto, seguramente, al observar interactuar a los niños con sus pares entramos en una actitud de ansiedad o alerta ya que cuando se reúnen a jugar probablemente se derramen algunas lágrimas y escuchemos más de un grito encolerizado. Sin embargo, es totalmente importante que para que su hijo aprenda a relacionarse usted pueda tener en cuenta recomendaciones como las siguientes:

 

  • Bríndele Recursos: llévelo al parque, invite a sus compañeros a casa, acepte las invitaciones de otros niños, etcétera.
  • Explíquele la importancia de tener amigos: luego de una experiencia en la que ha interactuado con otros niños hable sobre ello, pregúntele lo que le gusto o disgusto, lo que sintió y cómo solucionó algunos conflictos para enseñarle valores y el significado de la amistad.
  • Invite a los amigos que él seleccione: Intente juntarlo para actividades recreativas con compañeros con quienes comparta afinidad para cultivar amistades sólidas.
  • El compartir: Entienda que el aprendizaje de este valor es un proceso. Si va a recibir visitas de otros niños en casa ofrézcales actividades donde todos puedan estar haciendo lo mismo o determine tiempos para el uso de algunos juguetes y elógielo por las conductas de cooperación que presente.
  • Déjele resolver sus problemas con autonomía: Permítale manejar algunos asuntos e intente controlar sus impulsos por querer resolver los inevitables conflictos de la infancia, confíe en las capacidades de su niño y reaccione rápidamente sólo ante la agresión.
  • Enséñele a ser un buen negociador: Anímelo a escuchar al otro cuando haya un conflicto, ayúdelo a identificar sus sentimientos con palabras y oriéntelo a encontrar soluciones haciendo preguntas o sugerencias.
  • Siempre sea un buen modelo: Recuerde que los niños aprenden habilidades sociales observando a sus padres. Durante las comidas enséñele a dialogar, use las palabras “por favor” y “gracias” cuando le hable, durante los tiempos de espera converse con él en lugar de estar pendiente del celular o de leer el periódico, hable de manera positiva de sus propios amigos, permita que vea los gestos agradables que tiene hacia sus amistades y cuéntele acerca de sus propios conflictos con compañeros suyos y cómo los pudo resolver.

Trabajo en equipo